Colombia: ONU condena asesinato de defensores de derechos humanos

26 Mayo 2010

La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos condenó enérgicamente el asesinato del defensor de esas garantías Alexander Quintero.

El activista fue baleado por desconocidos el pasado domingo tras recibir amenazas de un grupo denominado “Águilas Negras”.

Quintero era un defensor de los derechos de las víctimas de la masacre del Alto Naya, perpetrada hace nueve años por paramilitares en esa región del Cauca.

Su muerte se produjo días después del asesinato de Rogelio Martínez, otro líder comunitario que ayudó a regresar a familias desplazadas por los paramilitares en San Onofre, Sucre, donde se produjo otra matanza hace una década.

Ambos participaban en procesos de restitución de tierras, estaban amenazados y contaban con medidas de protección, subrayó la Oficina, que calificó las masacres del Alto Naya y Onofre como “ejemplos de barbarie paramilitar y de la impunidad con la que actuaron esos grupos”.

El representante de la Alta Comisionada en Colombia, Christian Salazar, instó a las autoridades a investigar y sancionar lo antes posible a los responsables de los asesinatos de Quintero y Martínez.

“El Estado colombiano debe tomar medidas contundentes para proteger a los defensores de los derechos humanos y garantizar los procesos de verdad, justicia y reparación para las víctimas del conflicto armado”, dijo Salazar.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.