PNUMA insta a tomar medidas radicales para detener pérdida de biodiversidad

10 Mayo 2010

La biodiversidad del planeta sufre una degradación rápida y preocupante que, de no detenerse inmediatamente tendrá graves repercusiones en el bienestar humano, advirtió hoy el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Una nueva evaluación del estado actual de la diversidad biológica indicó que los sistemas naturales que respaldan la economía y los medios de subsistencia en todo el mundo sufren pérdidas a un ritmo acelerado y llamó a tomar medidas rápidas, radicales y creativas para conservar y utilizar de manera sostenible la variedad de vida en la Tierra.

El estudio, realizado por el Convenio sobre la Diversidad Biológica, también señaló que la comunidad internacional no cumplió el objetivo de reducir el ritmo de degradación de la biodiversidad antes de 2010.

Agregó que cada día se corre un mayor riesgo de pérdidas masivas e irrecuperables de las formas de vida de la naturaleza y recordó que esto acarrearía una disminución pronunciada de muchos servicios esenciales para las sociedades humanas.

Entre los fenómenos más alarmantes del proceso de pérdida de biodiversidad, el informe destacó el deterioro de grandes extensiones de selva amazónica, la salinización de muchos lagos y otros cuerpos de agua dulce, y el colapso de numerosos arrecifes de coral.

Con respecto a las medidas más urgentes para ayudar a contrarrestar esta degradación, el estudio destacó la reducción de la contaminación terrestre y el fin de las prácticas destructivas de pesca.

La evaluación será uno de los elementos clave para las negociaciones de los gobiernos en la Cumbre sobre Diversidad Biológica, que tendrá lugar en octubre de este año en Nagoya.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.