Empleo informal limita beneficios comerciales en países en desarrollo: OIT y OMC

12 Octubre 2009

El empleo informal en los países en desarrollo reduce la capacidad de éstos de beneficiarse de la apertura del comercio, creando trampas de pobreza para los trabajadores en transición entre empleos.

Así lo afirmó un estudio divulgado hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El informe se centra en los vínculos entre la globalización y el empleo informal y observa que esta actividad económica está muy difundida en muchos países en desarrollo, lo que hace que muchos trabajadores carezcan casi por completo de seguridad en el empleo, tengan un bajo nivel de ingresos y no cuenten con ninguna protección social.

Los niveles de informalidad varían considerablemente entre países, y van del 30% en algunos países de América Latina a más del 80% en algunas naciones de África al sur del Sahara y de Asia meridional.

El director general de la OIT, Juan Somavía, consideró que el estudio confirma que cuando los países promueven la complementación entre objetivos de trabajo decente y de comercio, políticas financieras y políticas aplicables al mercado de trabajo, tienen mejores perspectivas de beneficiarse de la apertura del comercio.

Además, agregó el documento hace eco al llamamiento formulado por el G-20 de aplicar “planes de recuperación que apoyen el trabajo decente, contribuyan a preservar puestos de trabajo y den prioridad al aumento del empleo”, subrayó.

El empleo informal incluye empresas privadas no registradas que no están sometidas a las leyes ni las reglamentaciones laborales nacionales y no ofrecen protección social, y personas que trabajan en forma autónoma o pertenecen a la misma unidad familiar. En muchos casos, la informalidad ha seguido siendo alta e incluso ha aumentado en algunos países, en particular en Asia.

Por su parte, el director general de la OMC, Pascal Lamy, dijo que aunque el comercio ha contribuido al crecimiento y el desarrollo en todo el mundo, no ha llevado automáticamente a una mejora de la calidad del empleo. “Se necesitan políticas internas apropiadas para que la apertura del comercio haga que se creen buenos trabajos. Esto es especialmente evidente en el marco de la crisis actual, que ha reducido el comercio y empujado a miles de trabajadores al sector informal”, señaló.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android