ONU preocupada por la muerte de civiles en Afganistán

media:entermedia_image:084b1bda-80b9-43d2-90dd-c15208749e6f

ONU preocupada por la muerte de civiles en Afganistán

La ONU expresó alarma por el alto número de muertes violentas de civiles ocurridas en Afganistán el año pasado. Un informe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en ese país (UNAMA) señaló que superaron las 2.000, un incremento del 40% en comparación con el año anterior.

Según el estudio, los ataques suicidas y las bombas plantadas en los caminos por el Talibán provocaron más de la mitad de esas muertes, mientras que los bombardeos aéreos y otras acciones de las fuerzas de Estados Unidos, la OTAN y el ejército afgano son responsables de las restantes.

El portavoz de la Oficina de la Alta Comisaría de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, comentó que “los insurgentes continúan con su campaña de intimidación, que incluye la ejecución sumaria de simpatizantes del Gobierno. Entre las víctimas se encuentran maestros, estudiantes, médicos y líderes tribales. Las escuelas, principalmente las de niñas, han sido objeto de frecuentes ataques”.

El informe urgió a los insurgentes, al gobierno y a la comunidad internacional a adoptar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento de la ley humanitaria, a fin de minimizar el impacto del conflicto en los civiles.