UNODC alerta sobre ruta africana del tráfico de drogas hacia Europa

30 Enero 2009

Al menos 50 toneladas de cocaína provenientes de los países de la región andina transitan por África occidental cada año y de allí, un 60% de esa droga va a parar a las calles de Europa donde se valúa en unos 2.000 millones de dólares, según datos de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).

Miguel Muñoz, asesor de ese organismo sobre el tema, explicó que las redes del crimen organizado encontraron en África un nicho al toparse con estricta vigilancia en las aguas europeas.

“El continente africano para ellos tiene bastantes ventajas, aunque es un punto intermedio, tiene la ventaja de que ha tomado por sorpresa a las policías locales, que no tienen una formación completa para hacer investigaciones, además de que carecen de medios, tanto técnicos como humanos”, dijo.

Y ésa no es la única brecha, agregó Muñoz: “Se suma la falta de recursos, se suma que algunos de esos Estados están saliendo de guerras civiles y también el tema de la corrupción”, señaló.

De acuerdo con la ONU la mayor parte de la cocaína que ingresa a África occidental lo hace a través de “mulas”, o personas que llevan droga, en vuelos comerciales. También en correos aéreos que partirían de Guinea, Mali, Nigeria y Senegal con destino a Francia, España y el Reino Unido.

A su llegada, la cocaína es distribuida por redes de delincuentes de África occidental en toda Europa. La cantidad de incautaciones se ha venido duplicando cada año, alertó la Oficina de la ONU que se ocupa del tema.

Sin embargo, la mayoría de los hallazgos que terminan en decomisos ocurren por accidente y no por obra de investigaciones policiales, comentó Muñoz.

“No hay intercambio de información entre policías de Latinoamérica y África ni siquiera entre África y Europa, con lo cual nos encontramos con un problema de la falta de comunicación”.

Ésa es una de las dificultades que un proyecto sobre cooperación entre los cuerpos de seguridad de los tres continentes afectados trata de subsanar.

Uno de los aspectos será capacitar a las policías para que intercambien conocimientos técnicos e información sobre las formas de operar de las redes del narcotráfico en la ruta africana.

La Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito consideró que ese es un paso importante para desarticular una amenaza que está haciendo estragos en una región vulnerable.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android