Los mercados no pueden garantizar vivienda para todos, afirma relatora de la ONU

23 Octubre 2008

La actual crisis financiera demuestra que es errónea la idea de que los mercados pueden darle una vivienda adecuada a toda la población y deja ver la necesidad de participación del sector público, subrayó hoy la relatora especial de la ONU sobre la vivienda, Raquel Rolnik.

“Un hogar no es una materia prima, no son cuatro paredes y un techo, sino un lugar donde se puede vivir en condiciones de seguridad, paz y dignidad. La vivienda es un derecho de todos los seres humanos”, afirmó.

La experta sostuvo que la crisis debería dar lugar a la planeación de un sistema mejor que brinde más opciones de vivienda. La solución a la carencia de un hogar no debe ser una sola, recalcó.

La experta recordó que sólo en Estados Unidos hay millones de personas afectadas por los remates de inmuebles y previó un aumento importante en el número de desamparados.

Además, varios millones podrían ser desalojados por no poder pagar sus hipotecas, apuntó.

Rolnik explicó que si bien se responsabiliza de esta crisis de vivienda a la falta de liquidez o de regulación, la raíz del problema es la idea de que la casa propia es la única manera de garantizar el acceso de las personas a un hogar.

En este sentido, instó a los países que no lo hayan hecho a reconocer legalmente el derecho de la población a una vivienda adecuada. “La legislación y políticas de vivienda deben ser definidas en colaboración con todas las partes implicadas, no sólo con las instituciones financieras o con la industria de la construcción”, señaló.

Para evitar la amenaza que supone la actual crisis para las ciudades y comunidades hace falta aumentar la asistencia pública a todos los que la necesiten, concluyó la relatora.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android