La Asamblea General discute cómo consolidar la paz

La Asamblea General discute cómo consolidar la paz

media:entermedia_image:26e1d0bb-2ea9-49de-83e8-1c68cad15d4c
El presidente de la Asamblea General, Miguel D’Escoto Brockmann, instó a la comunidad internacional a que siga reforzando la capacidad de la Comisión que se encarga de ayudar a los países que salen de situaciones en conflicto a consolidar la paz.

En un debate sobre los logros alcanzados desde 2005, año en que fue establecido ese órgano intergubernamental, D’Escoto dijo que la credibilidad del nuevo mecanismo dependerá de su capacidad de movilizar con rapidez el apoyo internacional que sea necesario.

Agregó que se debe incluir la participación de agentes regionales y subregionales para ampliar los efectos relativos a la paz y la estabilidad.

Por su parte, el embajador de Perú ante la ONU, Jorge Voto-Bernales, consideró necesario contar con un compromiso de mediano y largo plazo guiado por una visión estratégica que responda a las particularidades de cada nación.

“Para los países debe siempre quedar claro que la cooperación y ayuda internacional que reciben está sujeta a la medición de indicadores de progreso, en un contexto orientado al fortalecimiento del ejercicio de la soberanía, con pleno respeto del derecho internacional y de los principios de la Carta de las Naciones Unidas”, dijo el diplomático peruano.

Los primeros países que se están beneficiando de este mecanismo son Burundi, Sierra Leona, la República Centroafricana y Guinea-Bissau.