Aumenta a 923 millones número de desnutridos en el mundo, afirma FAO

18 Septiembre 2008

La población que sufre desnutrición en el mundo aumentó el año pasado a 923 millones de personas como consecuencia del alza de precios de los alimentos, afirmó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La cifra significa que 75 millones de personas se sumaron a la población que ya padecía una situación de hambre.

La FAO advirtió que los elevados precios de los alimentos constituyen un obstáculo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en particular el que se refiera a reducir el hambre a la mitad para 2015.

A esta tendencia inflacionaria se añadieron los combustibles y fertilizantes, lo que complica aún más la consecución de esta meta, agregó el organismo de la ONU. Entre 2007 y 2008, los alimentos se han incrementado 52% y los fertilizantes se han duplicado.

El economista de la FAO, Kostas Stamoulis, explicó que los costos económicos y sociales del hambre son muy altos a largo plazo.

“El hambre es una de las causas de la pobreza, no es tan sólo una consecuencia. El costo económico del hambre en términos de los recursos que se necesitan para combatir sus efectos y de los ingresos perdidos, suma cientos de miles de millones de dólares cada año”, dijo.

La FAO subrayó que para reducir el número de personas hambrientas en 500 millones en los siete años que quedan para 2015 requerirá un esfuerzo mundial decidido y de acciones concretas.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.