Derechos Humanos: Habla Navanethem Pillay

29 Julio 2008

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, asumirá sus funciones el próximo primero de septiembre.

Durante una entrevista exclusiva con Radio Naciones Unidas, la magistrada sudafricana indicó que tras ser ratificado el lunes su nombramiento por la Asamblea General, envió una carta al presidente de la Corte Penal Internacional avisándole que dejará su cargo como jueza a fines de agosto.

Pillay nació en Durban y su familia pertenece a la etnia tamil y es originaria de Sri Lanka. Durante el régimen del apartheid defendió como abogada a numerosos presos políticos.

Explicó que su vida bajo el apartheid le permite comprender qué se siente cuando los propios derechos humanos son violados durante mucho tiempo sin ninguna perspectiva de justicia.

“La lucha contra el apartheid me enseñó eso y no me di cuenta que vería un cambio en el transcurso de mi vida. Y es por eso que el liderazgo es tan importante. Tuvimos un liderazgo en Sudáfrica que supo cuándo cambiar de la lucha armada a la negociación", acotó.

La nueva Alta Comisionada fue jueza del Tribunal Internacional para Rwanda, establecido para juzgar a los responsables del genocidio cometido en ese país en 1994.

“Estuve en el panel de jueces que sentenció al primer ministro de Rwanda a cadena perpetua por genocidio. Mi experiencia judicial me enseñó que en la realidad, las personas en puestos de autoridad políticos, militares o civiles pueden ser complacientes en violaciones de derechos humanos”, dijo.

Pillay sostuvo que este nuevo sistema de justicia internacional penal, instaurado hace sólo 15 años, es una fuerte señal de que se acabará con la impunidad y de que cualquiera, sea jefe de Estado o líder de una milicia, va a ser responsabilizado y castigado por sus crímenes.

Por otra parte, destacó el gran progreso que se produjo cuando el Consejo de Derechos Humanos suplantó a la antigua Comisión sobre el tema.

“En el pasado se exponía el comportamiento de un Estado con la esperanza de que al movilizar su vergüenza, reaccionara y corrigiera su récord de derechos humanos. Eso es lo que sucedía en la Comisión hasta que la sabiduría de la Asamblea General estableció el Consejo de Derechos Humanos”, explicó la jueza sudafricana.

En el Consejo, agregó, los Estados se comprometen con el concepto de responsabilidad, de controlarse a sí mismos y de ser sometidos a revisiones por sus pares.

Esta es la visión que la nueva Alta Comisionada quiere hacer centro de su trabajo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android