Relator especial presenta recomendaciones de trato a norcoreanos en Mongolia

21 Diciembre 2007

El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en la República Democrática de Corea, Vitit Muntarbhorn, concluyó hoy una visita a Mongolia, país de tránsito para los norcoreanos que buscan refugiarse en terceros países.

Muntarbhorn señaló que la política mongola hacia ese grupo se basa en consideraciones humanitarias, ofreciéndoles asilo mientras se encuentran soluciones duraderas.

El relator encontró que el país ha cooperado con la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y ha mejorado las condiciones de las instalaciones que albergan a los asilados.

Sostuvo que esas personas abandonaron su país clandestinamente. La mayoría son mujeres que fueron explotadas durante el trayecto. Algunas se convirtieron en víctimas de traficantes de personas y otras fueron obligadas a casarse.

Muntarbhorn instó a Mongolia a acceder lo más pronto posible a la Convención de Refugiados y su Protocolo y expresó beneplácito por su decisión de acceder a la Convención de la ONU contra el Crimen Transnacional Organizado y sus protocolos relativos al tráfico y contrabando de personas.

Entre otras cosas, recomendó que las autoridades del país continúen su política humanitaria y que consideren la posibilidad de suministrar a los asilados terapia en coreano para aliviar sus traumas y actividades productivas mientras aguardan su reasentamiento en terceros países.

Asimismo, sugirió que se establezca un proceso de capacitación para transmitir una imagen positiva de quienes buscan asilo en Mongolia.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android