ACNUR expresa alarma por palestinos atrapados en frontera entre Iraq y Siria

9 Noviembre 2007

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtió hoy que la situación es precaria en los campamentos que albergan casi 2.000 refugiados palestinos en la frontera entre Iraq y Siria.

Explicó que las tormentas de arena que han azotado a la zona han deteriorado aún más las condiciones de vida de estas personas.

Según el ACNUR, unos 40 palestinos que huyen de los ataques en Bagdad están llegando cada semana a otro campamento dentro de Iraq.

Además, señaló que se espera que las condiciones empeoren con la llegada del invierno.

El ACNUR y otras organizaciones humanitarias como la Cruz Roja están colaborando para mejorar las condiciones de vida de los refugiados.

El portavoz en Ginebra del organismo, Ron Redmond, sostuvo que se siguen buscando soluciones duraderas, como el reasentamiento de personas tanto dentro como fuera de la región.

Indicó, por ejemplo, que una familia de ocho personas con niños enfermos se reubicó en Noruega.

“Todavía tenemos once casos médicos de reasentamiento sujetos a aprobación, así es que instamos a la comunidad internacional a responder para ayudar a estos niños”, dijo el portavoz.

Redmond señaló que continúa la identificación de otras personas que necesitan atención médica, como pacientes con cáncer y niños con defectos de nacimiento.

Por ahora, apuntó el vocero, hay señales positivas en este sentido de parte de Chile y Sudán.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.