Relator de la ONU dice que persiste la tortura en Paraguay

29 Octubre 2007

El Relator de la ONU sobre Tortura, Manfred Nowak, dijo hoy que la policía paraguaya continúa recurriendo a esa práctica para extraer confesiones de los detenidos, sobre todo durante los primeros días.

Nowak, quien rindió un informe anual a la Comisión de la Asamblea General que se ocupa de cuestiones sociales, culturales y humanitarias, sostuvo que la tortura en ese país se ve facilitada por la impunidad.

El relator, que efectuó una visita a Paraguay en noviembre de 2006, destacó, sin embargo, que el maltrato en las prisiones ha mejorado en los últimos años.

Aún así, expresó preocupación por el uso de celdas aisladas para castigar a los detenidos.

Más tarde, en rueda de prensa, Nowak subrayó que en todos los países que visita se encuentra con cárceles sobrepobladas, lo que en sí mismo equivale a tratamiento inhumano o degradante.

“En Paraguay son horribles las condiciones de hacinamiento combinadas con estructuras anticuadas de las instalaciones, muchas de ellas resabio de la época colonial, con bajos estándares de higiene”, dijo el relator.

Añadió que a menudo, los procesados son detenidos durante 8 y hasta 10 años, a veces más que la máxima sentencia que pueden recibir.

Nowak explicó que esto demuestra que no se entiende plenamente el concepto de presunción de inocencia, ya que los detenidos sin haber sido declarados culpables son percibidos como delincuentes.

Acotó que esto sucede no sólo en Paraguay, sino también en Nigeria, Togo y Sri Lanka, los otros países que visitó durante el último año.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android