ACNUR asegura que se diluye la línea entre migrantes y refugiados

8 Octubre 2007

La línea que distingue a las personas que abandonan sus países por miedo de las que migran fuera de sus fronteras en busca de una vida mejor se diluye cada vez más, dando lugar a necesidades nuevas de protección para los refugiados, señaló el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres.

Al concluir el fin de semana la sesión del Comité Ejecutivo de este organismo de la ONU, Guterres dijo que cuando se trabaja con refugiados se lidia con gente que huye de una persecución o guerra.

“Pero ahora tenemos más y más gente que huye por otras razones. Hemos atestiguado situaciones de miseria extrema, degradación ambiental debida al cambio climático, además de la guerra, el conflicto y la persecución. Es más y más difícil distinguir entre esas distintas categorías de desplazamiento forzado”, subrayó.

Agregó que las guerras a menudo son alimentadas por la escasez de recursos y recordó que algunas veces ésta se debe al cambio climático.

“Todos estos elementos se mezclan cada vez más y es un gran desafío para la comunidad internacional encontrar cómo lidiar con todas estas formas de desplazamiento forzado y hallar soluciones para los afectados”, enfatizó Guterres.

Para responder a este nuevo fenómeno, la comunidad internacional debe crear nuevas formas de protección y más posibilidades de migración legal así como mejores políticas de cooperación para el desarrollo, concluyó el ACNUR.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.