Myanmar: Consejo de Derechos Humanos insta a detener violencia contra manifestantes

27 Septiembre 2007

Numerosas delegaciones pidieron hoy en el Consejo de Derechos Humanos, el cese de la violencia contra los manifestantes pacíficos en Myanmar.

Recordaron a los gobernantes su responsabilidad con la seguridad de esas personas según establecen las leyes internacionales.

Informaciones de prensa dan cuenta de que las represiones de las fuerzas militares continúan hoy por segundo día consecutivo contra decenas de miles de personas que protestan contra la dictadura militar en ese país.

Los monasterios budistas de Yangón, la principal ciudad, habrían sido asaltados anoche por el ejército.

Desde que empezaron las protestas, al menos diez personas han muerto, según indican los medios de comunicación.

Los miembros del Consejo también hicieron un llamamiento a las autoridades de Myanmar para cooperar con el enviado especial del Secretario General de la ONU, Ibrahim Gambari, quien viajó anoche a Singapur, donde está a la espera de una visa para entrar al país.

Las manifestaciones comenzaron el 19 de agosto contra una elevada alza al precio de los combustibles y la consecuente inflación, y han ido creciendo luego de que el gobierno detuviera a más de 200 manifestantes.

La semana pasada, los monjes budistas del país se sumaron al movimiento y detonaron una nueva oleada de manifestaciones de la población en general en búsqueda de mayor libertad y mejoras sociales.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.