ONU insta a gobiernos a acelerar políticas de reducción de desastres

10 Agosto 2007

La reducción de riesgos de desastres es una prioridad urgente para todos los países, afirmó hoy la ONU, mientras sus organismos asisten a la población damnificada por las inundaciones provocadas por el monzón en Nepal, Bangladesh y la India.

Las precipitaciones han dejado cientos de muertos y unos 30 millones de siniestrados en los tres países, además de causar el desplazamiento de millones de personas y costosos daños materiales que tomará mucho tiempo reparar.

Ante esta tragedia, la ONU reiteró su llamamiento a todos los gobiernos del mundo para que aceleren la implementación de medidas preventivas de desastres, que comprenden desde sistemas de alerta temprana hasta códigos estrictos de construcción.

“El problema es que la vulnerabilidad a los desastres se sigue incrementando en todo el mundo, una situación que empeorará con el cambio climático”, señaló Sálvano Briceño, director de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres, una iniciativa de la ONU.

Agregó que es imperativo actuar ahora para reducir el impacto devastador de los fenómenos naturales la gente y sus medios de subsistencia.

Briceño dijo que aunque los esfuerzos se centran ahora en disminuir las emisiones de gases que producen efecto invernadero, tomará mucho tiempo conseguir resultados palpables. Y mientras tanto, añadió, el mundo debe afrontar la amenaza de siniestros que afectan a mucha gente en todo el mundo, especialmente a la más pobre.

“Reducir estas emisiones es esencial para reducir los riesgos de desastres futuros, pero la tarea inmediata es prepararnos para más situaciones meteorológicas extremas”, subrayó.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.