Darfur: Alta Comisionada urge a gobierno sudanés a proteger a la población civil

20 Julio 2007

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, urgió hoy al gobierno de Sudán a cumplir inmediatamente su compromiso de emplazar una presencia policíaca permanente el poblado de Bir Dagig, en Darfur, donde se han reportado graves abusos contra la población civil.

Asimismo, Arbour instó a las autoridades a investigar a fondo los atropellos, supuestamente perpetrados por integrantes de milicias armadas con uniformes militares a partir del 1 de julio.

Además de esta ola reciente de violencia, los habitantes de Bir Dagig, situado 30 kilómetros al norte de El Geneina, habían denunciado abusos contra mujeres y niñas desde enero de este año.

“Nos preocupa que estos incidentes sean una muestra de la falta de capacidad, o de voluntad, del gobierno para proteger a los civiles en Darfur”, dijo José Díaz, portavoz de la Alta Comisaría.

En declaraciones a la prensa, Díaz señaló que tras los reportes de arbitrariedades en los primeros meses de 2007, el gobierno sudanés desplegó un mayor número de policías, para luego retirarlos en abril.

Explicó que en dos visitas realizadas en julio, funcionarios de la Alta Comisaría documentaron secuestros y actos de violencia de género, y añadió que estos oficiales fueron retirados del terreno el día 18 por falta de seguridad.

Estos enviados de la ONU presenciaron la llegada de un grupo de hombres armados que rodeó el centro del poblado y pidió a sus 4.500 habitantes dinero par compensar un supuesto robo de ganado.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android