Arbour insta a países de los Grandes Lagos a castigar a violadores de derechos de las mujeres

31 Mayo 2007

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, instó hoy a los gobiernos de la República Democrática del Congo y Burundi a poner fin a la impunidad frente a los atropellos a las garantías fundamentales de las mujeres.

Al presentar al Consejo de Seguridad su informe sobre una misión de dos semanas por los países de la región de los Grandes Lagos, Arbour subrayó la urgencia de perseguir y someter a juicio a los responsables, entre otras atrocidades, de actos de violencia sexual “tan horribles como cotidianos”.

Explicó que los escenarios en la República Democrática del Congo y Burundi son muy diferentes, pero insistió en que ambos deben redoblar esfuerzos para asistir a las mujeres víctimas de abusos y para castigar a los autores de dichos atropellos.

Agregó que el alto el fuego entre las milicias y el ejército congolés no ayudó a reducir en gran escala las violaciones masivas a los derechos humanos de la población femenina.

Arbour indicó que el precio de la paz congoleña ha sido enorme puesto que la integración de numerosos ex combatientes a las fuerzas armadas ha otorgado un rango de inmunidad de facto a muchos transgresores de los derechos de las mujeres.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android