Pakistán: ONU insta a la calma en campamento de refugiados

17 Mayo 2007

La Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados instó hoy a la calma tras el brote de tensiones en un campamento de refugiados afganos ubicado en la provincia pakistaní de Balochistán.

Algunos de sus residentes comenzaron a arrojar piedras cuando las autoridades locales intentaron derrumbar las paredes de las instalaciones desocupadas para proceder al cierre del campamento.

En respuesta, las fuerzas de seguridad lanzaron gas contra la multitud y decidieron retirarse posteriormente.

“Lamentamos la violencia en el campamento”, dijo la representante del ACNUR en Pakistán, Guenet Guebre-Christos. “Aunque reconocemos el derecho del gobierno de cerrar campamentos que se encuentran en su territorio por razones de seguridad, también pedimos a las autoridades y a los afganos que lo hagan pacíficamente para preservar la buena voluntad desarrollada durante los últimos 27 años”.

Añadió que la Oficina del Alto Comisionado está ofreciendo sus buenos oficios para encontrar una solución, ya sea a través de la repatriación voluntaria con asistencia financiera, o suministrando transporte y centros de recepción en otro campamento en Pakistán.

ACNUR pidió a los afganos que utilicen una de estas dos opciones ya que no pueden permanecer en el lugar.

El 15 de junio es la nueva fecha prevista para el cierre del campamento.

Más de 3 millones de afganos han regresado a sus comunidades con asistencia del ACNUR desde 2002. Unos 2 millones más permanecen en Pakistán.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android