ACNUR aumentará presencia y operaciones en Iraq

18 Abril 2007

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, indicó hoy que su oficina aumentará su presencia y operaciones en Iraq.

“Sabemos que hay dificultades, hay preocupación por la seguridad, pero hay cosas que podemos hacer y es el momento de esforzarnos por aprovechar todas las oportunidades de ayudar verdaderamente a la gente desesperada”, dijo Guterres.

Al concluir en Ginebra la Conferencia Internacional para Iraquíes Desplazados y Refugiados, convocada por la ONU, el ACNUR agregó que este organismo tendrá presencia internacional en Bagdad y que sus operaciones en el país tendrán el respaldo del gobierno iraquí.

En este sentido, destacó el compromiso de las autoridades de Iraq de apoyar a sus ciudadanos refugiados en el extranjero no sólo con asistencia financiera, sino colaborando con los gobiernos de los países anfitriones –especialmente Siria, Jordania y Egipto– en materia de educación y servicios de salud.

Del mismo modo, subrayó la disposición de los países que han recibido iraquíes en busca de asilo de protegerlos y asistirlos, y encomió la promesa de la comunidad de donantes de compartir la carga financiera que supone la acogida de grupos grandes de refugiados.

Por otra parte, Guterres advirtió que el desplazamiento forzado podría crear un “apartheid” que diera lugar a la segregación por comunidades étnico-religiosas.

“Tenemos el objetivo de impedir que esto ocurra, pero para ello es necesario prevenir mayores desplazamiento y favorecer el retorno”, apuntó.

Según datos de la ONU, los desplazados iraquíes suman ya dos millones, cifra muy similar a la de quienes han huido del país en busca de asilo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.