Chad: Deterioro de seguridad obstaculiza tareas humanitarias de la ONU

9 Marzo 2007

El entorno de seguridad en el este de Chad se deterioró durante la última semana, lo que obstaculizó los trabajos de los organismos humanitarios de la ONU para ayudar a 105.000 desplazados y más de 230.000 refugiados chadianos que se han abandonado sus hogares huyendo de la violencia que asola a la región sudanesa de Darfur.

La violencia interétnica que afecta al área ha obligado a cancelar las actividades humanitarias en un campamento de refugiados, según informó el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

A principios de esta semana, un trabajador de la Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y un guardia de seguridad fueron secuestrado en la zona de Guereda, por lo que el PMA, el ACNUR y varias organizaciones no gubernamentales decidieron reducir su presencia y reubicaron a 22 empleados locales en el poblado de Abeche.

La distribución de alimentos correspondiente al mes de marzo para los refugiados sudaneses comenzará en los próximos días. El proyecto del PMA de repartir entre 224.700 beneficiarios unas 3.700 toneladas de víveres bajo el programa “Alimentos por trabajo” continúa suspendido en esa región a causa de la inseguridad, aunque sigue operando en otras partes del país.

Hasta el momento, los operativos de emergencia del PMA han recibido 23 millones de dólares, lo que representa 27% de los fondos requeridos.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android