PMA distribuye alimentos a damnificados por la sequía en Madagascar

19 Enero 2007

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) comenzará esta semana su distribución de ayuda humanitaria a alrededor de 100.000 personas en regiones que sufren escasez de víveres en el sur de Madagascar. Alrededor de unas 465.000 personas de 33 distritos están afectadas por la sequía.

El gobierno norteamericano contribuyó con una donación de 1,4 millones de dólares a partir de un llamamiento de ayuda urgente que hicieran las autoridades de Madagascar.

“El PMA está muy agradecido por la rápida y generosa respuesta del gobierno norteamericano a la actual crisis en el sur de Madagascar”, dijo Krystyna Bednarska, directora del PMA en ese país. “El PMA tiene ahora los recursos suficientes para proveer de alimentos a las familias más vulnerables en las zonas más castigadas de la región”, agregó la funcionaria.

La donación solventará la distribución de unas 2.000 toneladas de sorgo y 440 toneladas de legumbres que aportarán una ración familiar completa a unas 100.000 personas.

Por otra parte, el PMA aún necesita de una donación de 1,1 millón de dólares para solventar la distribución extra de 1.400 toneladas en materias primas alimenticias para poder llevar a cabo la ayuda necesaria a otras decenas de miles de personas.

A través de proyectos como “alimentos por trabajo” , el PMA ha estado proveyendo de asistencia especial a comunidades afectadas en el sur de Madagascar desde el pasado mes de septiembre; después de que el gobierno declarara que 22 distritos en la provincia de Toliara atravesaban una severa escasez de alimentos. Entre septiembre y diciembre de 2006, el PMA distribuyó unas 2.000 toneladas de ayuda alimentaria a unas 66.000 personas en el área.

En diciembre, 11 distritos se agregaron a la lista de inseguridad alimentaria que necesitan ayuda. El PMA acordó inmediatamente aumentar sus operaciones de coordinación de ayuda con el gobierno y otras agencias internacionales, entre ellas UNICEF. Sin embargo, la distribución general no pudo llevarse a cabo sino hasta que se produjera la donación de Estados Unidos.

Estos proyectos también complementan los actuales programas del PMA en el sur del país. Estos programas proveyeron de alimentación escolar a unos 59.000 alumnos en 276 escuelas en el año 2006 y la asistencia a unos 10.500 desnutridos en distintos centros de rehabilitación. Además, la iniciativa “alimentos por trabajo” benefició a unas 72.000 personas.

El gobierno francés se cuenta entre los donantes de estos programas con una donación de 900.000 euros.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.