ONU recuerda responsabilidad compartida de gobiernos y sociedad contra corrupción

8 Diciembre 2006

En vista de que la corrupción nos afecta a todos, todos, gobierno y sociedad, tenemos un papel que desempeñar para detenerla, afirmó el director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Antonio Maria Costa.

“La corrupción no es una fuerza impersonal. Es un delito que involucra al menos dos partes culpables. Cuando el dinero cambia de manos entre ellos, todos pagamos el precio”, recalcó en su mensaje con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, que se celebrará mañana 9 de diciembre.

Costa insistió en que todos los sectores del gobierno y la sociedad tienen su parte en el combate de un flagelo del que prácticamente ningún país está exento en menor o mayor medida.

Consideró que en el sector privado, por ejemplo, las empresas deben seguir prácticas ética y los bancos deben cooperar con las investigaciones sobre lavado de dinero.

En los organismos de desarrollo, agregó, deben crearse condiciones para evitar que los fondos de los programas de ayuda sean malversados y, en el gobierno, los parlamentarios deben ejercer una autoridad de supervisión para garantizar la administración limpia de los recursos.

El director ejecutivo de la UNODC subrayó, además, la responsabilidad de los medios de comunicación de crear conciencia y divulgar los escándalos de corrupción.

Indicó que los ciudadanos no deben convertirse en víctimas pasivas de los efectos de la corrupción, sino que deben denunciarla y, por otra parte, deben ejercer sus oficios con integridad, sin involucrarse en actividades o mecanismos ilícitos.

Por último, Costa instó a los países que aún no lo han hecho a sumarse a la Convención de la ONU contra la Corrupción, que entró en vigor hace un año para acelerar así la lucha contra esta lacra social.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.