ONU reitera política de cero tolerancia en casos de abuso sexual por cascos azules

30 Noviembre 2006

La ONU reiteró hoy que mantiene una política estricta de cero tolerancia para los casos de abusos sexuales por parte de los cascos azules que conforman sus operaciones de paz en diversos países.

Sin embargo, reconoció que es difícil para la Organización controlar a los miles de soldados que participan en sus fuerzas de paz, por lo que tiene que depender en gran parte de los gobiernos de origen de los países de los soldados para regir su conducta.

El portavoz de la ONU, Stephan Dujarric, explicó lo anterior luego de que la cadena británica BBC afirmara que en las misiones de paz de la ONU en Haití y Liberia hay soldados que mantienen relaciones sexuales con menores a cambio de alimentos y dinero.

El reportaje de la BBC menciona entrevistas con una menor haitiana de 11 años que denuncia haber sido sujeta a abusos sexuales por cascos azules fuera del palacio presidencial, en Puerto Príncipe.

También se refiere a una niña de 14 años que describió su presunto secuestro y violación en una base naval de las Naciones Unidas.

Por su parte, el portavoz de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), David Wimhurst, subrayó que la ONU toma muy en serio cualquier denuncia y la somete a una investigación exhaustiva.

“Dicen que los hechos se produjeron en noviembre de 2004, hace dos años. Naturalmente investigamos ese caso, no una, sino tres veces. La primera vez fue una indagación preliminar, la segunda estuvo a cargo de una junta investigadora, y la tercera fue efectuada por la Oficina de Supervisión Independiente de las Naciones Unidas. Todos llegaron a la misma conclusión, que este caso no puede ser probado”, dijo Wimhurst.

Indicó que el soldado en cuestión fue retenido en Haití hasta completar la investigación y después retornó a su país de origen.

Repito que tomamos muy en serio estas acusaciones y cuando la BBC nos planteó este tema, les dijimos que si habían estado en contacto con gente que afirmara haber sido sometida a abuso por personal de la ONU que por favor compartiera esa información con nosotros para que pudiéramos hacer una investigación. Dijeron que lo harían, afirmó el portavoz de MINUSTAH.

Agregó que no obstante este compromiso, pasaron varias semanas y fue hasta esta mañana que la BBC le envió la información que permitirá a la Misión comenzar una investigación. “Retuvieron esa información hasta después de publicar el reportaje, por lo que no pudo incluirse en el artículo ninguna conclusión de la ONU, y la investigación sólo comenzará hoy”, lamentó el vocero.

En cuanto a Liberia, según el corresponsal de la BBC, una menor de 15 años sostiene haber sido atacada por un oficial de la fuerza de paz el pasado 15 de noviembre; sin embarlo, la Misión de la ONU en ese país (UNMIL) afirmó que no ha recibido ninguna denuncia en los últimos meses sobre abusos sexuales a menores, declaró Dujarric.

Agregó que existe un mecanismo en pie que detecta ese tipo de delitos. Se trata de unidades de conducta y disciplina.

“La explotación sexual y el abuso por parte de personal de la ONU es inaceptable. Ha habido una política de tolerancia cero y durante los últimos dos años hemos redoblado nuestros esfuerzos contra estos actos”, concluyó el portavoz de las Naciones Unidas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android