ONU pide medidas inmediatas para liberar a empleados del Ministerio de Educación de Iraq

14 Noviembre 2006

El representante especial de la ONU para Iraq, Ashraf Qazi, condenó hoy en los términos más enérgicos el secuestro de decenas de personas ocurrido en el Ministerio de Educación e instó a las autoridades a tomar medidas inmediatas para liberar a estos rehenes.

En un comunicado, Qazi advirtió sobre los efectos negativos que este secuestro de trabajadores y visitantes que se encontraban en esa dependencia del gobierno puede tener en otros ámbitos de la realidad iraquí.

El plagio –perpetrado a la luz del día por hombres uniformados– constituye un crimen vil y “podría afectar peligrosamente el progreso y desarrollo en Iraq, un país reconocido por su tradición literaria y científica”, sostuvo el enviado de la ONU.

En este sentido, urgió al gobierno iraquí a liberar a los rehenes, a perseguir sin retrasos a los responsables y a garantizar el derecho a la educación.