Cumbre Iberoamericana: Annan habla sobre pobreza y migración en América Latina

3 Noviembre 2006

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, participó hoy en la inauguración de la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Montevideo, Uruguay, donde abordó temas como la pobreza y el desarrollo en América Latina, además del fenómeno migratorio en la región.

“En América Latina, la inequidad y la pobreza son desafíos persistentes. La región tiene el mayor grado de desigualdad en términos de distribución del ingreso, con 220 millones de personas viviendo en condiciones de pobreza”, dijo el titular de la ONU.

Aunque reconoció los avances económicos de la región, subrayó que cuatro de cada diez latinoamericanos son pobres y carecen de medios “no sólo para cubrir sus necesidades básicas, sino que además padecen exclusión social”.

Agregó que para la mayor parte de los países de América Latina el desarrollo no requiere asistencia internacional. “Tiene que ver, en parte, con la deuda y los volátiles flujos de capital. Pero, sobre todo, tiene que ver con la distribución justa de las ganancias del comercio internacional”, sostuvo.

Explicó que esto incluye los ingresos por exportaciones de materias primas y el libre movimiento de bienes, personas e ideas.

En este sentido, lamentó el estancamiento en las conversaciones comerciales de la Ronda de Doha y apeló al liderazgo de España y Portugal para destrabar las negociaciones cuyo principal punto de desacuerdo es la eliminación a los subsidios agrícolas y otras medidas proteccionistas en los países desarrollados.

Al referirse a la migración, el Secretario General recordó que sólo el año pasado América Latina y el Caribe generaron el 13% de los migrantes del mundo, al sumar 26 millones de personas.

Ante esta realidad, señaló Annan, los gobiernos de los países de origen y de destino deben encontrar y aprovechar las ventajas que las migraciones suponen para el desarrollo.

Mencionó la reducción de los costos e impedimentos de las remesas como una posible medida para maximizar los beneficios de este flujo constante de dinero en las economías regionales.

Asimismo, sugirió la formación de asociaciones que eleven la calidad de la educación en los países en desarrollo.

A la Cumbre Iberoamericana asisten los 21 países iberoamericanos –incluidos España, Portugal y las naciones lusoamericanas–, cuya población suma más de 489 millones.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android