Relator especial advierte persistencia de tortura en muchas regiones del mundo

21 Septiembre 2006

Muchos Estados no han tomado las medidas legislativas necesarias para garantizar que los funcionaros encargados de la aplicación de las leyes entiendan que la tortura constituye un delito grave y que nunca es justificable, dijo hoy ante el Consejo de Derechos Humanos el relator especial sobre la tortura y otros tratos degradantes o inhumanos, Manfred Nowak.

El experto explicó que esta falla propicia un clima de impunidad que se convierte en una de las principales razones por las que la tortura persiste en muchos países.

Citó como ejemplo los hallazgos de su reciente viaje a Jordania aunque aclaró que este país de ninguna manera es una excepción.

Agregó que la práctica de la tortura es sistemática en Uzbekistán, así como en Georgia.

Mongolia fue otro de los países mencionados. Nowak dijo que se practica en las comisarías y en los centros de detención donde los reclusos esperan un juicio.

Nepal y China también permiten la tortura sistemática y dejan impunes a quienes la perpetran, generalmente elementos policíacos o militares, señaló el relator.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android