Colombia pide apoyo a Asamblea General para su política de seguridad

21 Septiembre 2006

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, pidió hoy a la Asamblea General de la ONU que apoye su política de seguridad y su programa de inserción social de ex combatientes.

El mandatario colombiano mencionó los 40.000 integrantes de agrupaciones violentas que han sido desmovilizados durante su gestión al frente del país. “Hablar de ellos es fácil. Sumarlos es más difícil, lograr que se desmovilicen es aún más difícil y reinsertarlos es una obra monumental”, señaló.

Sostuvo que la violencia colombiana ha tenido mucha publicidad internacional y críticas constantes al Estado, pero muy poca ayuda para superarla.

Explicó que la diferencia entre los grupos violentos de Colombia y las antiguas guerrillas de otros países latinoamericanos es que se financian con drogas ilícitas.

“Esa financiación criminal, sin fondo y autónoma, es el principal obstáculo para la paz. En la lucha contra las drogas ilícitas, expreso con angustia que los progresos son pequeños si se comparan con el sacrificio del pueblo colombiano y la voluntad del gobierno para erradicarlas”, dijo el presidente.

Uribe agregó que la lucha contra la producción y el consumo de drogas requiere un compromiso global que trascienda las declaraciones formales.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.