Tribunal para Rwanda empieza juicio por genocidio a cantante popular

18 Septiembre 2006

El Tribunal Penal Internacional para Rwanda (ICTR) empezó hoy el proceso del compositor e intérprete de ese país, Simon Bikindi, por cargos de genocidio e incitación al odio étnico.

El cantante, muy popular en su país, también enfrenta a acusaciones de conspiración de genocidio y crímenes contra la humanidad en forma de asesinato y persecución.

Bikindi, de 51 años, era miembro del Movimiento Revolucionario Nacional para el Desarrollo, de ideología extremista hutu, fundado por el entonces presidente de Rwanda, Juvenal Habyarimana.

Según las alegaciones del fiscal del Tribunal, las canciones de Bikindi se difundían con insistencia en la emisora extremista Radio Televisión Mil Colinas e instaban a la población a hostilizar contra la minoría tutsi.

Asimismo, se le acusa de haber consultado las letras de sus temas musicales con el presidente Habyarimana y con otros altos funcionarios de gobierno.

El Tribunal para Rwanda, con sede en Arusha, Tanzania, ya ha condenado por genocidio a los dirigentes de la cadena radiofónica que transmitía las canciones de Bikindi, conocida como “radio del odio”.

La música del cantante está prohibida en Rwanda desde el genocidio de 1994, en el que más de 800.000 tutsis e hutus moderados fueron masacrados por milicias, soldados y civiles alentados por los medios de comunicación locales.

El cantante fue detenido en julio de 2001 en Holanda, donde vivía como refugiado.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.