República Democrática del Congo: ONU denuncia patrón de violencia contra civiles

15 Septiembre 2006

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, afirmó hoy que el abuso sexual perpetrado en la República Democrática del Congo por miembros de la milicia y el ejército se ha convertido en un cáncer que parece fuera de control.

Egeland dio cuenta hoy al Consejo de Seguridad sobre los resultados de su visita a ese país la semana pasada.

El funcionario de la ONU señaló que durante sus reuniones con el presidente Joseph Kabila y diversos líderes militares y civiles, les pidió que condenaran públicamente la impunidad y que actuaran firmemente para despedir o bajar de rango a los perpetradores.

Agregó que Kabila respondió que las “contradicciones” en el gobierno de transición dificultan tomar este último paso, pero que se podría actuar con más firmeza después de las elecciones.

“No considero que el ejército nacional esté enfrentando esta cuestión de manera sistemática. Aunque se han llevado a cabo algunos juicios militares, con frecuencia debido a los esfuerzos de la Misión de Observación de las Naciones Unidas en la República Democrática de Congo, es muy poco lo que se está haciendo. Este Consejo, y los Estados Miembros involucrados en la reforma del sector de seguridad en ese país, deben ejercer más presión en el ejército para poner fin a este patrón de abuso y violencia contra civiles”, dijo Egeland.

Señaló que en lo que va del año, más de 1.000 mujeres en el sur de Kivu han sido violadas. Muchas fueron mutiladas y requirieron intervenciones quirúrgicas extensas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android