Líbano: Europa será la columna vertebral de la UNIFIL, anuncia Annan

25 Agosto 2006

Los países europeos se comprometieron a aportar la mayor parte de los 15.000 efectivos necesarios para la ampliación de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL) ordenada por el Consejo de Seguridad, anunció hoy el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

“Hoy se ha prometido a más de la mitad de la Fuerza, no sólo de tropas en el terreno, sino también navales y aéreas. Cuando se suman todas, Europa está dando la columna vertebral de la Fuerza”, declaró Annan en Bruselas.

En rueda de prensa conjunta con los representantes de la Unión Europea, Annan también informó que la misión, UNIFIL II, será comandada por Francia hasta febrero de 2007, cuando deberá transferir el mando a Italia.

Al mismo tiempo, explicó se establecerá en la sede de la ONU en Nueva York una unidad militar estratégica que asesorará a la Fuerza, y que estará encabezada por un general italiano.

La resolución 1701 del Consejo de Seguridad, adoptada el 11 de agosto, establece el cese de hostilidades en Líbano y manda la ampliación de la UNIFIL hasta un máximo de 15.000 soldados con una avanzada de 3.500, cifras que parecían difíciles de alcanzar antes de hoy.

Tras participar en una reunión de la Unión Europea convocada por Italia para discutir la contribución de tropas a la UNIFIL, el Secretario General expresó satisfacción por el hecho de que Europa haya “asumido su responsabilidad”.

“La conferencia ha sido un éxito, tenía mucha confianza en que Europa asumiría sus responsabilidades y mostraría su solidaridad al pueblo libanés”, aseguró Annan.

No obstante estos acontecimientos positivos, recordó que la situación es todavía muy frágil en la región.

“Las fuerzas israelíes se están retirando progresivamente del sur de Líbano y el ejército libanés va ocupando ese territorio, y esto es un evento histórico, que la comunidad internacional ha venido impulsando desde 1978”, dijo.

Del mismo modo, sostuvo que ésta es una oportunidad única para convertir el cese de hostilidades en un alto el fuego duradero y en una solución a largo plazo.

Annan subrayó que la implementación de la resolución 1701 depende del apoyo colectivo de la comunidad internacional e insistió en que el despliegue de la Fuerza ampliada debe hacerse en los próximos días, “no en las próximas semanas”.

Las tropas que no provendrán de Europa serán aportadas por países como Bangladesh, Malasia, Indonesia y, tal vez, Turquía, por lo que una corresponsal preguntó si no era preocupante que algunos efectivos vinieran de países que no reconocen a Israel, como Malasia e Indonesia. Annan respondió que lo que se busca es el aporte de naciones con experiencia en operaciones de paz.

“Obviamente somos sensibles a las preocupaciones planteadas por Israel, pero hay que entender que no existe una reserva de soldados de la que se pueda elegir. Y estos países tienen mucha experiencia”, recalcó.

“Lo que se necesita es una fuerza internacional que sea robusta, competente y capaz, y que esté desplegada de modo tal que su presencia no añada tensiones entre los protagonistas. Cascos azules competentes, eso es lo que precisamos”, concluyó el Secretario General.

italiano.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.