Comercio: FAO culpa a grandes potencias por fracaso de Ronda de Doha

8 Agosto 2006

El reciente fracaso de las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio para liberalizar el comercio internacional se debe sobre todo a la lucha para obtener ventajas en los mercados agrícolas por parte de las grandes potencias, empresas y lobbies, afirmó hoy la FAO.

El enfoque adoptado en las negociaciones fue equivocado desde el principio, ya que no tuvo suficientemente en cuenta los intereses de los países en desarrollo y se centró en “el libre comercio, más que en el comercio justo”, dijo la agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación.

Se esperaba que las conversaciones ofrecieran soluciones a los países pobres y los pequeños campesinos, “pero nunca se centraron en estas cuestiones, y como resultado la Ronda de Doha sufrió un colapso, debido a la falta de imparcialidad en su visión”, agrega la FAO en un comunicado.

Las negociaciones se centraron en el problema de los subsidios y el proteccionismo en varios países desarrollados, que no llegaron a acuerdo en los temas de reducción de las ayudas estatales a los agricultores y de recorte de aranceles aduaneros.

Otro punto conflictivo fue la demanda de los países desarrollados a los del mundo en desarrollo, de liberalizar sus mercados antes de obtener un tratamiento similar para sus exportaciones.

“Los objetivos de la Ronda de Doha eran en gran parte irrelevantes para los países menos desarrollados, que no han visto ganancias en los pasados acuerdos de

comercio agrícola promovidos por la OMC”, aseguró la FAO en su comunicado.

Sin embargo, la FAO considera que hay lecciones y oportunidades. “Cuando se reanuden las negociaciones, la Ronda de Doha debería pasar a ser una auténtica Ronda del Desarrollo, planteada de una forma más amplia y participativa".

Por un lado, deberá ocuparse de los subsidios domésticos y del acceso a los mercados, de forma que no frenen el desarrollo, y por otro "abordar de forma seria de las cuestiones relacionadas con la capacidad de suministro y las inversiones necesarias para que los países menos desarrollados se beneficien de las oportunidades de mercado que conlleva el comercio justo”.

En el mundo de hoy compiten empresas que usan tecnologías de punta contra pequeños campesinos que carecen del control del agua y de infraestructura rural básica, según la organización de la ONU.

La FAO trabajará con sus asociados para garantizar que el consenso sobre “ayuda por comercio” y las propuestas para alcanzar resultados concretos en el campo del desarrollo contenidas en la Ronda de Doha no se pierdan debido al principio de “todo o nada”, que impide acuerdos sobre temas concretos a falta de un acuerdo global.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android