Líbano: catástrofe humanitaria se agrava, advierte Naciones Unidas

28 Julio 2006

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU despachó hoy dos convoyes con ayuda urgente para la población sitiada en el sur de Líbano e inició un puente aéreo humanitario desde Italia, en una carrera contra el tiempo frente a una catástrofe que se agrava día a día.

Una de cada cinco personas ha perdido su hogar en Líbano, según el PMA.

Los funcionarios que viajaron esta semana a la ciudad portuaria de Tiro, en el primer convoy de ayuda, presenciaron un escenario de aldeas abandonadas y pequeñas ciudades atiborradas de refugiados sin dinero para adquirir agua y alimentos, dijo el PMA en un comunicado.

Mientras llegaban los camiones de la ONU se mantuvo el fuego de artillería en los alrededores, agregó.

“Una catástrofe mayor se viene encima si no ayudamos pronto a la gente”, advirtió Amer Daoudy, Coordinador de Emergencia de la operación del PMA en Líbano.

“Hay mujeres y niños que enfrentan un peligro cotidiano, no sólo de sufrir bombardeos y heridas, sino de la carencia de alimentos y agua. No hay tiempo que perder”, urgió Daoudy.

Las caravanas de ayuda viajaron hoy a las ciudades de Sidon y Jezzine, ambas repletas de personas que huyen de la violencia.

A Jezzine partieron ocho camiones con 90 toneladas de harina, 15 toneladas de carne enlatada, así como mantas y tiendas provistas por la organización no gubernamental Médicos sin Fronteras.

Otros diez camiones con 18 toneladas de alimentos, de los cuales seis de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos partieron hacia Sidon.

Asistencia suministrada otras agencias de la ONU como el PNUD (Programa para el Desarrollo) ACNUR (Refugiados), UNICEF (Infancia) y OMS (Salud), forma parte de esta caravana.

El tráfico de asistencia humanitaria continuará en los próximos días a pesar de los peligros de bombardeos y de la escasez y crecientes costos del combustible, informó el PMA.

Un avión Ilyushin-76 se dedica a partir de hoy exclusivamente a mantener un puente aéreo de los depósitos del PMA en Italia. La aeronave realiza sus vuelos desde el puerto italiano de Brindisi hasta la ciudad siria de Lattakia, desde donde las provisiones se transportan por tierra hasta la localidad fronteriza de Al-Arida, donde se coordina la distribución de la asistencia de Naciones Unidas.

El PMA lanzó una petición de ayuda por 48 millones de dólares para logística y alimentos. La agencia planea distribuir 12.000 toneladas mensuales de asistencia humanitaria de todo tipo a través de una flota de camiones única para todas las agencias de la ONU y las organizaciones no gubernamentales.

En respuesta a este llamamiento, el gobierno libanés donó 90 toneladas de harina de trigo y el gobierno español hizo un aporte en dinero de 635.000 dólares. Entre quienes han indicado su intención de colaborar figuran Alemania, Australia, Bélgica, la Comisión Europea, Estados Unidos, Dinamarca, Italia y Suecia.

El conflicto ha dejado por lo menos 800.000 personas desplazadas en Líbano, y según estimaciones del gobierno libanés los muertos se acercan a 650, la mayoría civiles.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android