Annan: “No se puede desarmar a Hizbollah por la fuerza”

24 Julio 2006

El desarme de la milicia libanesa Hizbollah se debe efectuar en el marco de un acuerdo entre las diferentes facciones internas del país y no solamente por la fuerza militar, dijo hoy el Secretario General de la ONU.

“No se puede desarmar a Hizbollah por la fuerza solamente. Tiene que haber un acuerdo político y un entendimiento político, un entendimiento entre los libaneses, y nosotros debemos ayudarlos a llegar a ese entendimiento”, dijo Kofi Annan a los periodistas en Nueva York.

La declaraciones de Annan tuvieron lugar poco antes de su partida a Roma, donde el miércoles se realizará un encuentro ministerial internacional que debatirá las diferentes propuestas para detener la espiral de violencia en Oriente Medio.

Annan enfatizó hoy que de la reunión de Roma debe emerger un “paquete” de soluciones a los problemas urgentes y de largo plazo, que se debe implementar de manera “simultánea y paralela”.

Según el Secretario General, en Roma “lo que importa es que no dejemos la sala sin una estrategia concreta sobre cómo manejar la crisis, no salir de allí con las manos vacías, y una vez más frustrar las esperanzas de aquellos que están atrapados en este conflicto”.

Annan insistió en que el paquete de medidas debe considerar un inmediato cese de hostilidades, la liberación de todos los prisioneros secuestrados y el establecimiento de una fuerza internacional que supere las capacidades y mandato de la actual UNIFIL.

El carácter de esta fuerza dependerá de las negociaciones de Roma, agregó.

El propósito fundamental del encuentro de Roma, según Annan, es “apoyar al Gobierno libanés” para que ejerza su autoridad sobre todo el territorio de Líbano, y se implemente totalmente la resolución 1559 del Consejo de Seguridad de la ONU, que establece el desarme de las milicias.

Entre las ideas para el desarme de Hizbollah, está la de absorber su facción armada dentro del ejército nacional en el marco de un acuerdo político”, insistió, pues “la opción militar sola no resolverá el problema”.

Israel inició el 12 de julio una vasta operación militar tras el secuestro de dos de sus soldados, que con el objetivo declarado de neutralizar la capacidad ofensiva de Hizbollah, ha destruido gran parte de la infraestructura del país, generando una grave crisis humanitaria.

Annan y otros altos funcionarios de la ONU han criticado el “uso excesivo” de la fuerza por parte de Israel, aunque reconocen su derecho a la autodefensa frente a los ataques de Hizbollah.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android