ONU procura mejorar coordinación de asistencia humanitaria

19 Julio 2006

El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) aprobó por unanimidad una resolución para reforzar la coordinación de la asistencia humanitaria que presta el sistema de la ONU en diversas partes del mundo.

El texto, aprobado este martes en Ginebra, llama a los estados miembros de la ONU a incrementar el uso de recursos y especialistas locales al enfrentar emergencias y enfatiza la necesidad de anticipar la preparación general y reducir el riesgo causado por los desastres.

La resolución también toma nota de las inequidades en la financiación para las crisis humanitarias y pide a la comunidad internacional el suministro de ayuda de acuerdo a las necesidades reales y sobre la base de evaluaciones objetivas.

Jan Egeland, Subsecretario General para Asuntos Humanitarios y Coordinador de la Ayuda de Emergencia, dijo al Consejo que “en algunas áreas la comunidad internacional parece dispuesta a tolerar problemas que en otras son inaceptables”.

Se necesita mejor financiamiento, mejor evaluación de las necesidades, mejores campañas y mejores respuestas a las crisis, “de manera que no exista duda alguna de que cada centavo se dedica a indiscutibles, reales necesidades humanitarias, y que cada centavo seré eficaz”, agregó.

Egeland admitió que se observan mejoras, y que “el mundo avanza en la dirección correcta” en este tema, pero advirtió que el progreso es aún demasiado lento. “Todavía hay niños muriendo de hambre y esto indica que hay fallas básicas”.

Por su parte, el presidente del ECOSOC, el tunecino Ali Hachani, dijo en una rueda de prensa que el Consejo se mantendría activo en el seguimiento de un acuerdo para la promoción del empleo y del trabajo decente, alcanzado por 30 ministros y tres primeros ministros.

El énfasis dado por ECOSOC al tema del empleo es particularmente vigente, dijo, porque 192 millones de personas se encuentran sin trabajo en todo el mundo y la mitad de la fuerza mundial de trabajo activa no obtiene remuneraciones suficientes como para salir de la pobreza.

“El mundo enfrenta una crisis estructural del empleo”, dijo Hachani.

Un tema aun más critico de este problema, agregó, es el empleo juvenil. Mientras los jóvenes representan 23 por ciento de la fuerza de trabajo, alrededor de 50 por ciento se encuentra desempleado, lo que “tiene serias implicaciones para el futuro de nuestras sociedades”.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android