Timor Leste: Consejo de Seguridad urge al gobierno a poner fin a la violencia

26 Mayo 2006

El Consejo de Seguridad de la ONU urgió al gobierno de Timor Leste a tomar todas las medidas necesarias para poner fin a la ola de violencia que azota al país desde los últimos días de abril.

En una declaración presidencial pronunciada anoche, el órgano resolutivo también pidió a las autoridades timorenses que velen por el respeto a los derechos humanos y que restauren un entorno seguro y estable en el país.

Tras condenar la violencia contra la población y la destrucción de la propiedad, instó a todas las partes del conflicto a evitar agresiones e intimidaciones y a participar en el proceso democrático.

Por otra parte, dio fe de la petición del gobierno de Timor Leste a sus homólogos de Portugal, Australia, Nueva Zelanda y Malasia de enviar tropas para estabilizar la situación y celebró la respuesta positiva de estos países.

Del mismo modo, encomió las iniciativas del Secretario General de la ONU, incluida la de enviar a un representante especial a Timor Leste para facilitar el diálogo político.

En marzo pasado, el Ejército de Timor Leste expulsó a cerca de 600 militares que mantenían una huelga pidiendo mejoras laborales. El 28 de abril, los militares despedidos organizaron una manifestación que culminó cuando la policía les disparó para dispersarlos.

A partir de entonces, los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los ex militares y sus seguidores han dejado más de una decena de muertos y un número cercano a los cien heridos.

Ante esta situación, el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, envió a Timor Leste a Ian Martin, actual jefe de la Misión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Nepal, a evaluar la situación en Dili, y ha conversado por teléfono con el presidente del país, Xanana Gusmao, con el primer ministro, Mari Alkatiri, así como con otros líderes nacionales.

Del mismo modo, Annan se ha mantenido en contacto con los primeros ministros de Australia y Malasia, John Howard y Abdullah Badawi, quienes se comprometieron a enviar contingentes militares para ayudar a restaurar la estabilidad en Timor Leste, país que se independizó de Indonesia en 2002.

Ian Martin fue representante especial de la ONU en el entonces llamado Timor Oriental en 1999, cuando los timorenses votaron por su independencia de Indonesia, el país que los había ocupado después de que Portugal se retirara en 1974.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.