Sudán: Gobierno y ONU acuerdan envío de equipo de evaluación a Darfur

25 Mayo 2006

El gobierno de Sudán y la ONU llegaron a un acuerdo para el envío a Darfur de un equipo de las Naciones Unidas y la Unión Africana para determinar las necesidades de la Misión de la Unión Africana en ese país (AMIS) y de la eventual transferencia de ésta a una operación de paz de la Organización.

Lakhdar Brahimi, enviado especial del Secretario General de la ONU, anunció lo anterior hoy en una conferencia de prensa en Khartoum, en la que también informó que el gobierno sudanés, la ONU y la Unión Africana formarán un comité para estudiar este posible traspaso.

El equipo de evaluación que viajará a Darfur regresará a Khartoum para conversar con las autoridades nacionales antes de presentar su informe al Secretario General de la ONU y al presidente de la Unión Africana.

El 16 de mayo pasado, el Consejo de Seguridad adoptó unánimemente una resolución bajo el Capítulo VII de la Carta –que permite medidas coercitivas– en la que pedía que el equipo de evaluación fuera desplegado en una semana.

Brahimi subrayó que la delegación realizará su trabajo sin prejuzgar las decisiones que pudieran tomar en el futuro el Gobierno de Unidad Nacional, la Unión Africana y la ONU.

El representante de la ONU, quien estuvo acompañado en esta misión por el subcretario general para Operaciones de Paz, Hédi Annabi, aseguró a las autoridades sudanesas que el objetivo de las Naciones Unidas es ayudar a implementar el Acuerdo de Paz de Abuja, que aliviaría el sufrimiento de la población de Darfur.

Agregó que la posible misión de mantenimiento de la paz de la ONU operaría con el consentimiento y la cooperación del gobierno de Sudán y de todas las partes implicadas.

Pero mientras llega el momento de la posible transferencia, es urgente reforzar de inmediato a la AMIS, subrayó el diplomático.Actualmente, la Unión Africana tiene desplegados 7.000 efectivos en Darfur.

Los dos enviados especiales llegaron a Khartoum el lunes y concluyeron hoy las negociaciones con los líderes del gobierno sudanés, entre los que se contaron el presidente, Omar Hasan Ahmad al-Bashir, y el vicepresidente, Salva Kiir Mayardit.

A partir de su inicio en 2003, el conflicto en Darfur entre el gobierno, las milicias armadas y los rebeldes ha dejado más de 180.000 muertos y ha causado el desplazamiento de más de dos millones de personas, además de que tres millones –la mitad de los habitantes de la región– dependen de la asistencia alimentaria internacional para sobrevivir, en un escenario cada día más peligroso para los trabajadores humanitarios.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android