FAO promueve mercado común en África para lograr seguridad alimentaria

25 Mayo 2006

Cinco países de África meridional y oriental figuran en dos nuevos proyectos destinados a mejorar su seguridad alimentaria y a promover la integración del continente en un mercado común que permita alcanzar dicho objetivo, informó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), responsable de los proyectos.

La iniciativa, cuyo costo asciende a 4,5 millones de dólares, ha sido financiada por Italia en el marco del Fondo Fiduciario para la Seguridad Alimentaria de la FAO.

Ambos proyectos se centran en la modernización del sistema agrícola, con énfasis en un mayor acceso al mercado, para ofrecer salidas a una agricultura que es básicamente de subsistencia.

Los cinco países beneficiarios, dejando de lado sus características específicas, presentan circunstancias similares: la agricultura es el sector dominante, y en algunos de ellos, como Burundi y Ruanda, representa el 90% del empleo.

A pesar de ello la inseguridad alimentaria y la pobreza se encuentran muy extendidas, con índices muy elevados en las zonas rurales. Las estimaciones del período 1998-2000 indicaban 4,3 millones de personas desnutridas en Burundi, cifra equivalente al 69% de la población. Algunos de estos países han sufrido en fechas recientes graves emergencias alimentarias.

El primero de los proyectos se desarrollará en tres países de la región de los Grandes Lagos con fronteras comunes: Burundi, Ruanda y Uganda. El trabajar de forma conjunta les permitirá reforzar la cooperación y compartir entre ellos sus diversas experiencias.

En la región se hace un uso muy limitado del regadío y la agricultura depende en exceso de las lluvias. Por ello el proyecto promoverá una gestión eficaz de los recursos hídricos disponibles y el fortalecimiento de las organizaciones campesinas a través de cursos de formación en las denominadas “escuelas de campo”.

El segundo proyecto está destinado a potenciar la producción de mandioca en Malawi y Zambia. La pertinaz sequía y el bajo rendimiento de los cultivos tradicionales de maíz, muy sensible a las oscilaciones climáticas, han favorecido la difusión de la mandioca, convertida hoy en el alimento básico de mayor crecimiento en África.

El objetivo es desarrollar el potencial comercial de su producción, por ejemplo a través de su conversión en almidón, que es un producto adecuado para la exportación.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android