ONU lamenta obstáculos a reforma administrativa

ONU lamenta obstáculos a reforma administrativa

media:entermedia_image:2f537f5f-81c0-437f-8a13-e7550684b8f1
La ONU lamentó la aprobación del viernes pasado de una resolución que obstaculiza algunas de las reformas administrativas a la Organización propuestas en un paquete presentado por el Secretario General, Kofi Annan.

Tras la votación convocada por el Grupo de los 77 (G-77) –que agrupa a 132 países en desarrollo– y China, ante la falta de consenso para adoptar la propuesta del Secretario General, Annan exhortó a los Estados Miembros a trabajar unidos en la edificación de la confianza que hace falta para el buen funcionamiento de las Naciones Unidas.

Por su parte, el portavoz de la ONU, Stephan Dujarric, dijo hoy que la reforma es un proceso largo que no ha concluido.

En conferencia de prensa, el vocero reiteró la confianza del titular de la Organización en que los países superen sus diferencias y lleguen a un acuerdo que beneficie al sistema de la ONU.

Tradicionalmente, la Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas encargada de cuestiones presupuestarias toma decisiones por consenso. Rompiendo con esa tradición, se sometió el viernes pasado a votación una resolución que tendrá implicaciones en las negociaciones relativas al presupuesto de la ONU.

Con 108 votos a favor, 50 en contra y 3 abstenciones, el órgano pidió al Secretario General que prepare tres informes con detalles adicionales sobre las reformas administrativas que propone.

El embajador de México Enrique Berruga, consideró lamentable que el documento hubiera tenido que someterse a votación. Opinó que se hubiera podido lograr consenso si ambas partes hubiera demostrado más flexibilidad. México no es miembro del Grupo de los 77.

A pesar de que Annan decidió retirar algunos puntos que, a su parecer, estaban bloqueando un acuerdo, las negociaciones no fueron fructíferas y polarizaron al Grupo de los 77 y China, por un lado, y los países desarrollados por el otro.

El embajador mexicano destacó que esta decisión del Secretario General tenía como destinatario principal al grupo de los países en desarrollo. Añadió que algunos de los miembros del G-77 y China tomaron una posición muy radical y pidieron que el tema se retirara para siempre.

Esta decisión, según Berruga complicará las discusiones relativas al presupuesto de Naciones Unidas.

Por su parte, el embajador Juan AntonioYañez Barnuevo, de España, dijo que el resultado de las negociaciones en la Quinta Comisión es un contratiempo, pero no impide que siga adelante el proceso de reforma. Subrayó que la resolución deberá ser discutida por el plenario de la Asamblea General.

“El hecho de que se haya producido una votación, y una votación tan conflictiva como la del viernes, no crea el mejor ambiente posible para una negociación desapasionada, tranquila y constructiva, pero todos tendríamos que hacer un esfuerzo para volver a esa senda”, puntualizó.