ACNUR expresa preocupación por anuncio de nuevas medidas fronterizas en Australia

ACNUR expresa preocupación por anuncio de nuevas medidas fronterizas en Australia

La Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy profunda preocupación por el anuncio de que Australia adoptará medidas más rígidas para controlar la inmigración por mar a su territorio.

Según la legislación propuesta, quienes arriben al país y pidan asilo van a ser llevados a algunas islas que desde septiembre de 2001 son consideradas territorios exteriores. Sólo allí podrán tramitar sus solicitudes.

El ACNUR reconoció los problemas que afrontan algunos gobiernos ante el tráfico de personas, pero señaló que esas medidas crean incertidumbre.

La portavoz del organismo, Jennifer Pagonis, señaló que en esas islas –entre las que se incluyen las Cocos, las Cartier y las Ashmore–, el gobierno tiene discrecionalidad para conceder o no visas.

En particular, consideró inquietante que las personas que lleguen al continente de buena fe sean llevadas a otros lugares donde tal vez no se aplique la ley de inmigraciones australiana como en el territorio principal.

“Si esto sucediera, y quiero aclarar que todavía no vimos la legislación sino una declaración preliminar del ministerio de Inmigraciones, sería la primera vez que un país con un sistema de asilo creíble y totalmente funcional, y en ausencia de un inminente influjo de personas, decida transferir a otra parte la responsabilidad de procesar solicitudes hechas en el territorio de ese Estado”, indicó Pagonis.