Tribunal para Rwanda sentencia a acusado de delitos contra la humanidad

Tribunal para Rwanda sentencia a acusado de delitos contra la humanidad

media:entermedia_image:1d3fd7f0-ab3b-4af5-baa7-73dc83716afe
El Tribunal Penal Internacional para Rwanda sentenció hoy a Paul Bisengimana, antiguo alcalde de la comuna de Gikoro, a 15 años de prisión en conexión con el genocidio cometido en ese país en 1994.

Se calcula que entre abril y julio de ese año fueron muertos más de 800.000 tutsi y hutus moderados en manos de milicias hutus.

Bisengimana se declaró culpable de crímenes contra la humanidad, entre ellos los de haber ayudado y sido cómplice de exterminio y asesinato, aunque dijo ser inocente de los delitos de genocidio y violación.

Entre los factores agravantes que el Tribunal tuvo en cuenta para dictar sentencia, consideró la gravedad de los delitos cometidos, la posición oficial del acusado durante los sucesos, y su nivel de educación.

La defensa alegó durante el juicio que Bisengimana no había cometido personalmente ningún acto violento y solicitó a los jueces que evaluaran este elemento como un atenuante.

El pedido fue rechazado por el tribunal, el cual subrayó que Bisengimana estaba informado de antemano sobre el ataque al templo de Musha, donde fueron asesinadas 1.200 personas que habían buscado refugio y que aunque tuvo el poder de evitar la matanza, decidió no hacerlo.

La Corte recordó, además, que el acusado presenció la masacre a sabiendas de que su presencia alentaría a los perpetradores.

A su favor el tribunal tuvo en cuenta el hecho de que hubiese admitido su culpabilidad, el haber expresado públicamente su arrepentimiento, y no tener antecedentes delictivos previos a los hechos.