Tribunal de Sierra Leona pide instalaciones de CPI para juzgar a Taylor

30 Marzo 2006

La Corte Penal Internacional (CPI) informó hoy que el presidente del Tribunal Especial para Sierra Leona le solicitó por escrito que le permita utilizar sus instalaciones para enjuiciar al ex presidente de Liberia, Charles Taylor, quien está acusado de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

La petición fue presentada también al gobierno de los Países Bajos, toda vez que su capital, La Haya, es sede de la CPI.

Según el Tribunal Especial, la presencia física de Taylor en Sierra Leona podría afectar la estabilidad y amenazar la paz en la región.

El ex mandatario liberiano “aún constituye una amenaza en muchas formas para la estabilidad regional, su presencia continua en este país todavía remueve muchas sensibilidades”, explicó Harpinder Athwal, fiscal especial adjunto del Tribunal de Sierra Leona.

Por su parte, Claudia Perdomo, oficial de prensa de la CPI, confirmó que la Corte está evaluando la solicitud y las implicaciones que tendría su aceptación. “Tomará una decisión que hará pública cuando sea el momento oportuno”, dijo.

Aclaró que la CPI no tiene jurisdicción sobre Taylor y explicó que “simplemente se estarían prestando las instalaciones, pero sería el Tribunal Especial para Sierra Leona el que se encargaría de juzgarlo”.

En cuanto al gobierno de Holanda, ha aceptado el traslado del ex presidente a su territorio siempre y cuando se cumplan tres condiciones: que se plantee una base jurídica para procesarlo fuera de Sierra Leona –lo que incluiría la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU–, que se aísle el recinto donde se llevaría a cabo el juicio, y que se garantice que Taylor salga del país en cuanto se alcance un veredicto.

Taylor, de 58 años, vivió exiliado en el sureste de Nigeria desde que salió del poder en Liberia en 2003 hasta el lunes pasado, cuando huyó después de que el presidente nigeriano, Olusegun Obasanjo anunciara que colaboraría con su extradición.

El ex dignatario trató de escapar a Camerún, pero las autoridades nigerianas lo capturaron ayer y lo trasladaron inmediatamente a Monrovia, donde se entregó su custodia a la ONU y fue llevado a Sierra Leona.

Taylor enfrenta cargos de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad perpetrados durante su intervención en la guerra civil de Sierra Leona entre 1997 y 2003.

 

Participa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Son solo cuatro minutos.
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android