Costa urge a los países ricos ayudar a reducir cultivos ilícitos

13 Marzo 2006

Los países ricos deben redoblar sus esfuerzos para ayudar a los agricultores del mundo en desarrollo a romper su dependencia de cultivos que producen drogas ilícitas, dijo hoy en Viena el director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito.

Antonio Maria Costa hizo esta declaración al clausurar en Viena la sesión anual de la Comisión de Narcóticos. Destacó que dar a esos agricultores fuentes alternativas de ingreso es crucial para reducir la oferta de drogas.

"Sin duda esto requiere una inversión significativa y debo decir, francamente, que el desarrollo alternativo no está funcionando en toda su capacidad”, admitió el funcionario. Consideró que esto se debe, en parte, a que la comunidad internacional no está cumpliendo su parte del trato.

Como mucho, explicó, el 10 por ciento de los agricultores que necesitan asistencia la han recibido. La mayoría de las personas que se dedica a cultivos como la amapola y la coca vive en zonas remotas y empobrecidas. No basta con erradicar estos cultivos, advirtió Costa.

Explicó que "muchos pertenecen a minorías o a comunidades indígenas, amenazadas por conflictos armados. La partida les es desfavorable y destruirles sus cultivos puede arrojarlos a una crisis humanitaria”.

Costa pidió una estrategia comprehensiva para abordar el problema, que al mismo tiempo combata la pobreza.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.