OIT pide promover trabajo decente en búsqueda de igualdad de género

8 Marzo 2006

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) exhortó hoy a la comunidad internacional a promover el trabajo decente como instrumento para lograr la igualdad de género y la justicia para las mujeres de todo el mundo.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el organismo de la ONU destacó la importancia de la participación y el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres de todo el mundo en el campo laboral, al igual que en los planos social, económico y político.

El director general la OIT, Juan Somavía, recordó que las mujeres siguen transformando los lugares de trabajo. “En el curso de los últimos diez años, 200 millones de mujeres se han incorporado a la fuerza de trabajo global. Hoy, las mujeres representan más del 40% del número total de trabajadores en el mundo”, dijo.

Agregó que cada día hay más oportunidades para las mujeres y que poco a poco, las diferencias laborales por motivos de género se están reduciendo. Al mismo tiempo, se elevan los niveles de educación de la mujer y crece su participación en la actividad empresarial. Hoy, son más numerosas que nunca las mujeres que cursan estudios superiores y que llegan a ocupar puestos de alta dirección.

No obstante estos avances, continuó Somavía, subsisten aún desigualdades notorias en el lugar de trabajo y la disparidad salarial es todavía una realidad. “Las “brechas del empleo” entre hombres y mujeres – especialmente en términos de calidad – siguen siendo considerables. Las mujeres en cargos con poderes de decisión siguen siendo una pequeña minoría. Y las responsabilidades por lo que se refiere al cuidado de los familiares siguen recayendo fundamentalmente en las mujeres”, apuntó.

Advirtió también que una proporción muy elevada de mujeres sigue confinada a los empleos peor remunerados, a menudo de la economía informal, en condiciones de protección jurídica insuficiente, protección social escasa o inexistente y un alto grado de inseguridad.

“La feminización de la pobreza y la discriminación por motivos de género son realidades cotidianas. Hemos estimado que las mujeres representan el 60% de los trabajadores pobres del mundo. Sus opciones son escasas, y su capacidad de influir en las decisiones está muy restringida”, añadió Somavía.

“En este Día Internacional de la Mujer, hagámonos el firme propósito de promover el trabajo decente como instrumento fundamental en la búsqueda mundial de igualdad de género y justicia social”, concluyó el titular de la OIT.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.