Conferencia de la FAO en Brasil debatirá opciones de desarrollo rural y reforma agraria

1 Marzo 2006

En la actualidad, tres cuartas partes de los 852 millones de personas que padecen hambre en el mundo viven en zonas rurales y dependen de la agricultura para sobrevivir, por lo que es necesario crear nuevas oportunidades de desarrollo rural y procesos de reforma agraria que les beneficien, señaló hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Para tratar este tema, a partir del 7 de marzo se llevará a cabo en Porto Alegre, Brasil, una conferencia de cuatro días auspiciada por el organismo de la ONU.

Gran parte de las personas que padecen hambre en el mundo son campesinos sin tierra, o con parcelas tan pequeñas y poco productivas que no consiguen alimentar a sus familias.

Estos campesinos necesitan mecanismos que les permitan acceder de manera estable y equitativa a recursos básicos como la tierra y el agua, para así combatir el hambre y la pobreza, subrayó la FAO.

Pero en vista de que la reforma agraria debe responder a la realidad de cada país y de que no existen fórmulas únicas, la conferencia promoverá alianzas entre gobiernos, organizaciones campesinas, instituciones internacionales, donantes y sociedad civil, que se adapten a la realidad de cada comunidad agrícola.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien encabeza una iniciativa mundial contra el hambre y la pobreza rural, inaugurará el evento, acompañado por el titular de la FAO, Jacques Diouf.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.