Filipinas: UNICEF expresa preocupación por posible tráfico de niños tras aludes

23 Febrero 2006

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó hoy gran preocupación ante la posibilidad de que la situación de emergencia suscitada tras los aludes de la semana pasada dé lugar a que aumente el tráfico de niños.

Por otra parte, UNICEF informó de que ha enviado productos de primera necesidad –que incluyen medicinas, equipo médico y tabletas purificadoras de agua – a la zona de desastre, donde continúan los trabajos de rescate.

Agregó que la ayuda intencional continúa llegando a los sobrevivientes y a las 1.400 familias evacuadas del área siniestrada.

Nicholas Alipui, representante de UNICEF en las Filipinas, destacó el respaldo masivo de los países vecinos y de la comunidad internacional en general, que han aportado hasta el momento dos millones de dólares en dinero y artículos básicos. “El mayor desafío ahora es coordinar la asistencia que está llegando”, dijo.

El viernes pasado, las fuertes lluvias provocaron enormes avalanchas de lodo que enterraron el poblado de Ghinsaugon, ubicado al sur de la isla Leyte, dejando cientos de muertos y unos 1.000 desaparecidos.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.