Iraq: ONU condena ataque a mezquita en Samarra

22 Febrero 2006

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, expresó gran tristeza y preocupación por el ataque a la mezquita shiíta del imán Ali al-Hadi, perpetrado esta mañana en la ciudad de Samarra, unos 125 kilómetros al norte de Bagdad.

En un comunicado, Annan señaló que el atentado tiene la clara intención de provocar luchas sectarias y socavar aún más la paz y estabilidad del país.

Ante esta situación, exhortó a todas las comunidades a actuar con mesura y pidió a todos los líderes políticos y religiosos a unirse en un espíritu de diálogo y respeto mutuo para infundir calma. Asimismo, les pidió dedicar sus esfuerzos a la búsqueda del respeto de los derechos humanos y a la protección de los sitios de oración.

Agregó que la ONU continuará haciendo todo lo posible para asistir al pueblo iraquí en la promoción del diálogo y la reconciliación nacional.

Por su parte, el representante especial de las Naciones Unidas para Iraq, Ashraf Qazi, condenó enérgicamente el ataque, al que calificó de “sacrílego”.

Al igual que Annan, Qazi destacó que el atentado es especialmente deplorable porque intenta inflamar pasiones sectarias y minar cualquier perspectiva de paz y estabilidad en Iraq.

Para contrarrestar esta clase de violencia, el enviado de la ONU urgió a todos los líderes a proteger las sensibilidades religiosas de todos los iraquíes.

Agregó que el gobierno de garantizar que los responsables de este tipo de ataques sean presentados ante la justicia.

El diplomático también instó al pueblo iraquí a no caer en provocaciones y a demostrar determinación para vencer a quienes desean promover la violencia y enemistad entre las distintas comunidades del país.

Los iraquíes “necesitan unirse en un espíritu de fraternidad y respeto mutuo para considerar alternativas pacíficas y solucionar esta situación”, apuntó.

En este sentido, Qazi anunció que invitará a los principales líderes gubernamentales, políticos, religiosos y civiles a reunirse para discutir la necesidad urgente de adoptar una política común y tomar medidas concretas e inmediatas con el objetivo de poner fin a la violencia.

Según las informaciones de prensa, tras la fuerte explosión que destruyó la cúpula del santuario del imán Ali Al-Hadi, uno de los doce imanes santos shíitas más importantes, algunos grupos de gente armada incendiaron varias mezquitas sunitas en Bagdad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android