OMS propone estrategia para prevenir ocho millones de muertes por cáncer

3 Febrero 2006

En vista de que el cáncer es una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial –en 2005 causó la muerte de 7,6 millones de personas y en la próxima década morirán otros 84 millones si no se toma ninguna medida – la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto el objetivo mundial de reducir las tasas de mortalidad por enfermedades crónicas en un 2% anual entre 2006 y 2015.

El logro de ese objetivo evitaría más de 8 millones de muertes por cáncer a lo largo de la próxima década.

Más del 70% de todas las defunciones por cáncer se producen en los países de ingresos bajos y medios, cuyos recursos para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad son limitados o inexistentes.

El consumo de tabaco por sí solo causa aproximadamente 1,5 millones de fallecimientos por cáncer al año.

La OMS ha respondido a este fenómeno con la elaboración de una Estrategia Mundial contra el Cáncer, y en los próximos años se publicará una guía para desarrollar programas eficaces contra este padecimiento.

Se estima que más del 40% de los cánceres se puede prevenir. Sin embargo, el pronunciado aumento de algunos factores de riesgo, como el consumo de tabaco y la obesidad, está contribuyendo a aumentar la incidencia de la enfermedad, sobre todo en los países de ingresos bajos y medios.

Las rápidas transformaciones del entorno mundial, consecuencia de la globalización de los mercados y de la urbanización, están propiciando un aumento del consumo de alimentos elaborados ricos en grasas, azúcar y sal, así como de productos de tabaco; un menor consumo de frutas y verduras; y un estilo de vida más sedentario.

El resultado es que la incidencia de cáncer y de otras enfermedades crónicas está aumentando. Otros factores de riesgo prevenibles son muchos carcinógenos ambientales y las infecciones que causan el virus de la hepatitis B y el papilomavirus humano.

La OMS pugna por un enfoque integrado de la prevención, el tratamiento y la atención para las principales enfermedades crónicas. Es necesario aplicar estrategias que combinen la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer con las correspondientes medidas para las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y otras enfermedades crónicas, dado que muchas de esas dolencias comparten factores de riesgo comunes (tabaquismo, dietas malsanas e inactividad física) y requieren respuestas similares del sistema de salud.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android