Enviado a Kosovo rinde tributo a presidente Rugova

26 Enero 2006

El enviado de las Naciones Unidas a Kosovo, Søren Jessen-Petersen, rindió hoy tributo al presidente Ibrahim Rugova, muerto el pasado día 21, y urgió al pueblo de esta provincia a honrar la memoria del mandatario perpetuando su objetivo de unidad y estabilidad.

“Todos los que conocimos al presidente Rugova quedamos impresionados por su calidez, sabiduría y dedicación”, dijo Jessen- Petersen durante la ceremonia de recordación.

“En un momento y una región donde muchos tienen los ojos en el puestos en el pasado, Rugova siempre estaba viendo al futuro”, señaló.

Agregó que el camino iniciado por el dignatario conducía y todavía conduce hacia un Kosovo democrático, multiétnico y libre.

“Un Kosovo firmemente integrado a Europa y que mantenga los lazos sólidos que él construyó con Estados Unidos”, indicó.

Jessen-Peterson consideró que la perspectiva de Rugova debe guiar a Kosovo. “Es un enfoque con alcances que él no alcanzó a ver, pero cuya realización dependerá de la unidad y el compromiso de aquellos que compartían su ideario”, puntualizó.

Rugova murió de cáncer de pulmón sin terminar su gestión frente al gobierno de la provincia serbia, iniciada en febrero de 2002.

Kosovo es administrada por las Naciones Unidas desde 1999, año en que las fuerzas de la OTAN expulsaron a las tropas yugoslavas perpetradoras de abusos graves a los derechos humanos de la población albanesa.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android