ACNUR inicia entrevistas a sudaneses detenidos en El Cairo

6 Enero 2006

El personal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) comenzó a entrevistar a los más de 600 sudaneses recluidos en tres centros de detención de El Cairo luego de la manifestación del viernes pasado, que terminó en un enfrentamiento con la policía egipcia y que dejó varios muertos y heridos.

El gobierno de Egipto dio al ACNUR un plazo de tres días para determinar el estatus legal de los detenidos, antes de empezar a deportarlos.

“Haremos nuestro máximo esfuerzo para terminar las entrevistas lo más pronto posible y así garantizar que las personas que necesiten protección la obtengan”, dijo Ekber Menemencioglu, director regional del organismo de la ONU.

El Alto Comisionado ha asignado a 22 trabajadores para realizar esta tarea.

Esta semana, las autoridades liberaron a la mayoría de los sudaneses que portaban credenciales del ACNUR identificándolos como refugiados o solicitantes de asilo.

El personal del ACNUR asiste a los sudaneses en varios puntos de El Cairo, particularmente en una iglesia que se ha acondicionado como clínica para tratar a los heridos durante la manifestación.

En vista de que las manifestaciones dejaron desamparadas a varias familias de sudaneses, la agencia les otorgó una cantidad de emergencia para vivienda y les repartió raciones de alimentos y productos de primera necesidad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.