Pakistán: ACNUR aumenta asistencia a damnificados del terremoto

23 Diciembre 2005

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha intensificado la asistencia a la población damnificada por el terremoto en Pakistán, donde la crudeza del invierno se deja sentir con temperaturas de hasta diez grados centígrados bajo cero.

Según las cifras de la ONU, el sismo de octubre dejó sin hogar a unos tres millones de personas.

El ACNUR informó que su personal en Pakistán reparte esta semana 250.000 mantas y 77.000 cubiertas plásticas en los campamentos de siniestrados que se ubican en la provincia del noroeste y Cachemira.

Estos bienes se suman a las más de 430.000 mantas, 19.500 casas de campaña y 16.000 colchones distribuidos con anterioridad.

“Esperamos que las nuevas provisiones permitan que la gente de los campamentos se proteja del invierno”, dijo Ron Redmond, portavoz en Ginebra del ACNUR.

Explicó que con los nuevos suministros se intenta cubrir el objetivo de que cada persona cuente con tres mantas y que cada casa de campaña tenga cuatro colchones y dos cubiertas plásticas.

El portavoz también advirtió el creciente riesgo de incendios debido a que la gente trata de mantenerse caliente usando velas y estufas dentro de las casas. “Estamos trabajando con las autoridades para buscar una forma segura de calentar los campamentos”, acotó.

El ACNUR ha insistido en que la cifra de 70.000 muertos que dejó el terremoto podría aumentar sustancialmente si los sobrevivientes no cuentan con la ayuda suficiente para enfrentar el invierno.

 

Paricipa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Dinos en qué podemos mejorar. Solo toma cuatro minutos
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android